Has estado alguna vez en el coche y mientras conduces empiezas a pensar, “Vaya prisa que lleva ese”, “Llevo pegado detrás al tonto este, como frene me come”, “ Menuda manera de conducir, es un peligro!”

Párate un segundo a ver como te sientes ante estas frases, que sensación tienes, como reaccionas…

Ahora imagina que ese conductor que te pone de los nervios para, sale del coche (tu sigues con esa sensación que has tenido) y…

…descubres que es un buen amigo al que hace años que no ves…¿Cómo te sientes ahora?

Yo descubrí que si pensaba que todas las personas que comparten la carretera conmigo eran conocidos me sentía mucho mejor, más tranquila, segura y sonriente y mi manera de conducir cambiaba. Si los veía cómo hostiles me tensaba, así que decidí.

Según tu veas las cosas, si ves a los demás conductores como hostiles o como antiguos amigos, estarás atrayendo un tipo de energía, a tí de decidir cuál atraes y cuál emites.

Esto es un ejemplo de cómo, cuando eres consciente de tus emociones negativas, puedes cambiarlas y ser mas feliz, que al fin y al cabo es de lo que se trata, no? 🙂

Gracias por estar ahí.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de email no será publicada.
*Campos obligatorios

Puedes usar etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>